Uncategorized

Breve historia de la electroestimulación

En los últimos años hemos podido ver cómo en algunos países europeos ha supuesto una auténtica revolución, cambiando por completo el sector del fitness. A pesar de ello, cabe decir que no se trata de nada nuevo. Existen jeroglíficos egipcios que nos muestran el uso de peces que generaban descargas eléctricas (anguila, pez torpedo…) para diversas patologías. Existe constancia igualmente por parte de griegos y romanos de este tipo de métodos

Durante el siglo XVIII, Luigi Galvani demostró cómo a partir de hacer pasar una corriente eléctrica por la médula espinal de una rana se producía una contracción muscular. A partir de ahí éste mismo experimento se realizó por distintas universidades, quedando demostrado que la electricidad tenía la capacidad de producir una contracción muscular aunque se desconociera cómo se producía ese efecto. También se pudo comprobar cómo el músculo muerto conservaba durante algún tiempo la misma capacidad contracción muscular a través de un impulso eléctrico por lo que quedaba en cierto modo demostrado que esas mismas contracciones voluntarias que realiza nuestro cuerpo con su movimiento en el día a día debían deberse a algún tipo de impulso eléctrico.

Posteriormente Michael Faraday estudió el electromagnetismo. Actualmente todos comprendemos que es el cerebro el que genera el impulso eléctrico, a través de los nervios se transmite éste impulso a la musculatura, y que gracias a ello podemos realizar todo tipo de movimientos, sin embargo, en aquella época no había aparatología tan sensible como para medir esos impulsos eléctricos.

Más recientemente, durante el siglo XX los soviéticos comienzan a utilizar la electroestimulación con resultados satisfactorios, por lo que se conocen cómo “corrientes u ondas rusas”, para demostrar su superioridad a través de sus atletas olímpicos, con lo que lograban desarrollar mayor potencia, resistencia y velocidad.

 

Gracias a estos genios, la electroestimulación se ha ido desarrollando avances que permiten la utilización de la electroestimulación como elemento terapéutico, muy eficaz en el tratamiento de diferentes patologías, tratamiento del dolor y rehabilitación a nivel neuromuscular.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies